ÁNGEL PIÑERO TEJERO  I  ARQUITECTURA & DISEÑO 

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de YouTube
1/16

(COLABORACIÓN JOSÉ MANUEL BARRAGÁN)

10 VIVIENDAS

EL CAMPILLO, BADAJOZ

El edificio propuesto se concibe como una edificación compacta de dos plantas de altura que materializa las alineaciones de las calles Jarilla y Costanilla, dejando un vacío interno a modo de patio de manzana, garantizando así la doble orientación en todas las viviendas. La edificación, en forma de L, y  con fachada principal volcada a la futura plaza proyectada sobre calle Jarilla, se rompe en planta baja a modo de callejón, permitiendo que el espacio público (calle y plaza) se prolonguen hacia el interior, hasta el patio comunitario. Dicho patio se configura como un espacio público controlado, espacio de relación y acceso a las distintas viviendas o apartamentos, y garantizando la ventilación cruzada de las mismas.

Se plantean 10 viviendas con un programa variado de 1, 2 y 3 dormitorios, predominando la vivienda-apartamento de 2 dormitorios:

  • Planta Baja con 5 viviendas: una de 1 dormitorio y cuatro de 2 dormitorios

  • Planta Primera con 5 viviendas: una de 1 dormitorio, una de 2 dormitorios y tres de 3 dormitorios, estas últimas de tipo dúplex aprovechando el espacio bajo cubierta. 

 

En planta baja, el acceso a las cinco viviendas se realiza a través del callejón y patio interior comunitario. Encontramos en esta planta cuatro viviendas de dos dormitorios y un apartamento de un dormitorio. Todas las viviendas cuentan con salón-comedor-cocina pasante a dos fachadas enfrentadas. Se aprovechará el callejón de acceso para situar en el mismo los elementos comunes de servicios postales, armarios de instalaciones necesarias y almacén comunitario. El acceso a las viviendas de planta primera se realiza mediante escalera y galería cubierta, volcada al patio interior. En esta planta encontramos de nuevo cinco viviendas en total: una de un dormitorio, una de dos dormitorios y tres viviendas tipo dúplex con tres dormitorios y terraza, aprovechando el espacio bajo cubierta permitido por la normativa urbanística. Todas las viviendas cuentan con espacio de tendedero, patio o terraza propios, y en el diseño de las mismas se ha considerado garantizar la intimidad de las viviendas respecto del espacio comunitario interior, volcando en general los espacios principales hacia vía pública y los espacios secundarios a patio interior.

En definitiva, se plantea un serio ejercicio de colmatación edificatoria en una de las zonas de la ciudad con más necesidad de regeneración formal y arquitectónica de cara a revitalizar la actividad en dicho lugar.