1/12

VIVIENDA UNIFAMILIAR

PUEBLA DE LA CALZADA, BADAJOZ

“El espacio es la realidad de un edificio”, Frank Lloyd Wright.

La rápida expansión territorial en la localidad de Puebla de la Calzada ha dado lugar a la pronta aparición de nuevos barrios colmatados de viviendas que, además de la inminente construcción del nuevo CEIP en el municipio, darán riqueza al barrio e impulsarán socialmente al mismo.

Sirviendo de preámbulo los proyectos anteriores de vivienda unifamiliar "Alcornoque 79", "Mérida 15" y "Calle C5", la siguiente vivienda supondrá una continuación en el camino de la creación de un nuevo barrio que, debido a su ubicación, se erige en primera plana a la hora de acceder a la localidad, dotando de una especial importancia a tener en cuenta en el diseño de la vivienda. 

Así pues, comprendiendo el entorno que la rodea, se concibe la edificación como un edificio formalmente serio y ortogonal en su exterior, donde la planta baja, que alberga los espacios más relevantes de la vivienda, cobra mayor importancia, residiendo en su interior el mayor atractivo espacial. En esta planta, el acceso peatonal, que se efectúa en la fachada Norte, da lugar a un espacio diáfano desde el que se registra la totalidad de la vivienda además de un amable patio que da luz y desahogo al conjunto. Salón, cocina - comedor, baño y dormitorios se suceden con cierta permeabilidad en esta planta.  

 

El acceso rodado se efectúa a nivel en la parte posterior de la fachada norte, donde un generoso porche se erige como pieza fundamental a la hora de servir de apoyo a la actividad exterior de la vivienda, aportando aparcamiento cubierto además de baño y almacén. 

 

La planta superior de esta vivienda se piensa como una zona de ampliación y dispersión de la actividad que se desarrolla en planta baja, aportando un baño y dos dormitorios, además de una atractiva terraza con vistas a la futura ampliación de la urbanización que crece sin demora actualmente en la localidad.

Todos los espacios de la vivienda, desde que se accede a ella, son partícipes de un recorrido con la permeabilidad suficiente para que no sean estancias segregadas, sino que pertenezcan a un conjunto con holgura y versatilidad y participen espacial y visualmente del patio. 

La conexión edificación - patio exterior se percibe de una manera muy fluida, donde las posibles salidas desde salón-comedor y cocina, desembarcarán en un futuro porche enfocado a controlar la incidencia solar. El patio se diseña con total diafanidad pues, a pesar de situar la piscina que contará con una imponente presencia en el espacio, se otorga al cliente cierta versatilidad para habitarlo y adueñarse de él, pues debido a su dimensión es bastante asequible para varias opciones.

En definitiva, la vivienda se concibe interiormente como un gran espacio natural, versátil y permeable, pero con una potente pero pura presencia exterior, que continúa con las directrices tipológicas colindantes, respetando el crecimiento formal edificatorio del nuevo barrio de la localidad.