ÁNGEL PIÑERO TEJERO  I  ARQUITECTURA & DISEÑO 

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de YouTube
1/11

VIVIENDA UNIFAMILIAR

PUEBLA DE LA CALZADA, BADAJOZ

Siendo conscientes del crecimiento demográfico y territorial de Puebla de la Calzada, y oteando la localidad en su zona norte, la unión con la localidad de Montijo se efectúa a través de una pieza tipológica edificatoria donde, en un futuro próximo, su desarrollo hará realidad la unión entre dichas localidades y toda zona que pertenezca a este nexo cobrará especial importancia debido a su situación. Ésta premisa sirve de guía apara la creación de la siguiente vivienda. 

La edificación se encuentra inicialmente en un conjunto de parcelas entre medianeras, hecho que definirá y marcará bastante su morfología, siendo un reto el hecho de generar una fachada inusual y, a su vez, pura, pues es importante su inclusión a la hora de ser acogida formalmente por el resto del barrio.

Así pues, la vivienda consta de una planta baja que alberga usos diurnos con total permeabilidad, donde salón-comedor, cocina, y baños se atraviesan evitando vislumbrar el límite entre estos espacios, para así llegar al patio trasero que se crea como punto final del recorrido de la casa, pues su diafanidad conecta formalmente con el resto de la vivienda. En la planta superior, el acceso a través de unas esbeltas escaleras vistas desemboca en en un distribuidor donde un gran hueco con luz cenital nos permite conectar directamente con la planta baja e indirectamente con el exterior. Dormitorios exteriores amplios y desahogados encajan a la perfección en una vivienda donde se prevé una actividad intensa por parte de los usuarios, donde dichos espacios se crean con el fin de usarse como espacios de descanso tanto diurnos como nocturnos y, a la vez, como despachos para zonas de actividad laboral o de docencia. 

Cobra especial importancia en el diseño un elemento intangible que ayuda a ordenar el recorrido de la vivienda a la hora de experimentarla diariamente: la luz. Ya desde que se accede a la vivienda, el hueco de luz cenital que atraviesa el recibidor de la planta superior y recae sobre el salón - comedor, otorga amabilidad y claridad a un espacio que requiere de sensiblidad y tranquilidad para su disfrute, sirviendo además de punto medio en el trayecto hacia el patio trasero, punto de luz general para la vivienda en sí. Por otro lado, el generoso ventanal del que dispone la habitación principal impregna de luz natural a la escalera que, junto a su esbeltez y elegancia, guían al usuario hacia una permeabilidad que hace cómoda al resto de la vivienda.

La conexión edificación - patio exterior se percibe desde una planta baja totalmente diáfana donde salón, comedor y cocina aparecen en un conjunto sin barreras y dota al usuario de permeabilidad visual y, por ende, de una sensación de libertad formal en el interior de la vivienda. Ya en el patio, las dimensiones del mismo ofrecen gran versatilidad para múltiples actos o actividades.

En definitiva, el inmueble se piensa desde la sensación de libertad y amplitud que se vislumbran como necesarias y obligatorias debido a la situación inicial entre medianreas de la que se parte, pues dichas barreras laterales suelen ser un impedimento ya que eliminan fachadas y resta luz a la vivienda, elemento intangible que, precisamente, emerge como elemento ordenador de la  obra.