1/15

VIVIENDA UNIFAMILIAR

TERRADILLOS, SALAMANCA

“La arquitectura moderna no significa el uso de nuevos materiales, sino utilizar los materiales existentes de una forma más humana", Alvar Aalto.

Desde el punto de vista geológico, la localidad de Terradillos se asienta en una zona de pizarras, que forma parte del amplio pizarral complejo que se extiende desde el Sur de Salamanca, ocupando la parte centro meridional, formando dicho material parte de la historia del nacimiento de la población.

 

Así pues, desde el respeto por el entorno y la tradición, nace la idea que dará forma a la siguiente vivienda, donde la adecuación con lo colindante y la accesibilidad  cobran especial importancia en un reducido pero, por su materialidad y condiciones, atractivo solar.

La organización de la edificación se desarrolla en una planta sobre rasante, optimizando la orientación solar del edificio y el hecho de que la mayoría de las dependencias tengan la máxima relación con el entorno exterior. Dicha edificación se complementa con un generoso patio de entrada que dotará de frescura y ventilación natural a la planta baja sobre rasante donde se desarrolla la totalidad del programa de la vivienda.

Dada la casuística de la parcela, surge como condición impetuosa la recuperación del muro perimetral de pizarra, material histórico y originario de la localidad, que aportará un importante carácter autóctono al proyecto. Tras ello, la construcción se presenta retranqueada 5 metros respecto a la fachada principal, situando la edificación en el fondo de la parcela y dando lugar al generoso patio de entrada, al cual se accede a nivel sobre la rasante del viario. La edificación presenta fachada principal a un orientación sureste, por lo que se aboga por disponer en dicha fachada los espacios de uso diurno, así como el porche, y al noroeste las estancias de uso nocturno. 

 

En planta baja se desarrolla la totalidad del programa residencial, donde cocina, salón y comedor conviven en un único espacio con vistas y acceso directo al patio, así como al porche. Además, se disponen dos dormitorios y un baño, todos ellos con ventilación natural a través de huecos en fachada de pizarra, excepto el baño, con ventilación e iluminación cenitales. En el exterior de la planta, se propone una zona pavimentada a modo de porche cubierto, cobijo necesario para el disfrute de la actividad exterior del patio desde un lugar protegido. Desde el porche, se registra el resto del patio, descansando sobre un relleno de terreno natural ajardinado. 

Así pues, se proyecta un volúmen estéticamente puro y prismático que, aun pareciendo humilde en dimensiones, resulta obediente y respetuoso con el entorno y su materialidad, comprometiéndose con la tradición y la historia de la localidad.